Escuela de música de Garínoain

Ha sido un proyecto especial por su complejidad y por la increíble colaboración con Arteclio Interiorismo.

La sala de música ya tenía una acústica muy buena y del gusto de sus usuarios, sin embargo la sala estaba algo anticuada. Decidieron que era el momento de darle un lavado de cara.

El reto era grande, teníamos que predecir el resultado acústico que iba a tener la sala con todo el revestimiento nuevo y sin tener un dato del que partir, pero sí un resultado acústico al que llegar.

Nos decantamos por instalar paneles fonoabsorbentes suspendidos del techo y cuadros acústicos aunando el diseño previo de la sala, la decoración y la acústica.

Una labor de ingeniería que ha logrado su objetivo y del que estamos realmente orgullosos.

Esperamos que los músicos de Garínoain disfruten de su renovada sala de ensayos.